Categorías
Momentos Geek

Volviendo a usar el teclado mecánico

Desde hace poco más de una semana he rescatado mi viejo teclado mecánico Acer (como el de la foto) de su puesto de teclado de reserva a ocupar de nuevo el puesto de teclado titular para uso diario…

La verdad es que no estoy seguro de por qué motivo en su día dejé de usarlo, creo que fue porque necesitaba más puertos USB y opté en su momento por un teclado nuevo que incorporaba dos puertos USB, lo que me venía muy bien para el ratón y para conectar un pendrive…

Teclado mecánico AcerEse teclado (el de los puertos USB) hizo muy bien su papel, hasta que llegó un momento en el que las teclas empezaron a perder la serigrafía de las letras y finalmente las más usadas perdieron por completo esta. Unido al hecho de que alguna tecla empezó a fallar también, terminé por cambiarlo por un teclado HP sin florituras pero que ha estado unos meses cumpliendo su función perfectamente.

Sin embargo, hará un par de semanas empecé a usar mi viejo teclado mecánico más de lo habitual pues estuve haciendo algunas pruebas en el equipo de test donde lo tenía conectado…

Esto me hizo recordar lo mucho que me gusta un teclado mecánico en comparación con un teclado de membrana (el 99.99% de los teclados actuales son de membrana). De hecho, entre los que llevamos la informática en la sangre desde el principio de los tiempos, siempre supimos de la superioridad técnica de los teclados mecánicos sobre los de membrana…

olivetti-linea98Y no sólo es que ofrezcan una mayor fiabilidad en las pulsaciones de las teclas, sino además el diseño de este clásico teclado Acer aparenta estar mucho mejor estudiado en cuestiones de ergonomía. Con unas teclas mucho mejor definidas y con separaciones claras entre si (facilitando mucho la escritura a los que escribimos sin mirar), y también permitiendo una posición del teclado más elevada con respecto a los teclados que ahora se encuentran en el mercado (emulando quizás a las antiguas máquinas de escribir). Y esto, al menos a mí que aprendí a teclear con una Olivetti LÍNEA 98, me resulta más cómodo 🙂

Así que, aquí estoy otra vez dándole una segunda vida a un teclado que en alguna ocasión estuve a punto de regalar por no usarlo… Y estoy seguro de que me va a acompañar por mucho tiempo, pues otra ventaja más de los teclados mecánicos es que su vida útil es mucho más larga que la de un teclado de membrana.

¡Larga vida a mi viejo teclado mecánico! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *