La respuesta a la pregunta que da título a este pequeño artículo de opinión personal, probablemente sea que sí. Google ya no es la empresa guay que hacía suyo aquello de don’t be evil… Y no te lo tomes a mal querido Google, pero es mi opinión más sincera a raíz de la evolución que está tomando tu modo de