El sábado pasado hicimos la versión 2.0 de la visita especial para bloggers a las obras de la Expo 2008. Fue especialmente anecdótica porque a mitad de visita tuvimos que salir del recinto a esperar que llegara un nuevo autobús, ya que el que había venido para llevarnos por el interior de las obras empezó