En pleno centro de Zaragoza, en las proximidades del “el tubo”, escondida entre la plaza España y la calle D. Jaime I, descubrí por casualidad que hay una calle que es un museo… (y una señora me aclaró quienes eran los artistas):