Categorías
Pajas Mentales

Los blogs no están muertos

No paran de surgir últimamente voces que predican la muerte de los blogs.

Yo lo tengo claro, todos estos profetas que auguran la inminente muerte de los blogs tienen una cosa en común… todos dicen que el futuro es migrar a las redes sociales (léase FaceBook, Flickr, etc…).

Por lo tanto, para mí, la llamada muerte de los blogs no es más que una gran campaña de marketing orquestada por gente interesada en dar vida a las redes sociales. Dejándonos por tanto en manos de sus administradores, aceptando condiciones como que en cualquier momento puede cancelar tu cuenta sin previo aviso. Y por lo tanto pudiendo censurar lo que no interese.

Que no cuenten conmigo, porque mientras tenga algo que decir lo seguiré diciendo desde un lugar que esté bajo mi único y exclusivo control.

Categorías
Humor en la Red Leyendo a Otros

50 síntomas de que eres un adicto a los blogs

  1. Tienes que dar marcha atrás en tu camino al aeropuerto porque te olvidaste de «decir» en tu blog que te ibas a ir de viaje.
  2. Te escapas durante una cita para mirar tus estadísticas de visita.
  3. Envias actualizaciones a Twitter acerca de tu vida más de lo que realmente la vives.
  4. Piensas que el LSD es algo que tiene que ver con RSS o XML.
  5. Tu familia ya no te llama, simplemente lee tu blog.
  6. Fantaseas con que algún día te enlacen en Microsiervos.
  7. Le rezas a Escolar.
  8. Comes blogueando, duermes blogueando, bebes café.
  9. Piensas que Nike debería hacer una camiseta que dijera «Just blog it».
  10. Tu la comprarías si la hicieran.
  11. Estas pensando poner a de nombre a tu primer hijo Alvy.
  12. Comienzas tus conversaciones con la frase «las 10 mejores formas de…» porque piensas que eso te hará salir en portada de Meneame.net.
  13. Estás escuchando la información de viaje en carretera y te emocionas cuando escuchas la frase «mucho tráfico».
  14. Blogueaste desde el móvil tu propia boda.
  15. Tienes un bloc de notas para ideas para el blog cerca de la cama y te vas a dormir más pronto para poder escribir en el.