Si hace unos días comentaba que quiero creer que no estamos solos en el universo. Ayer Minerva, que está siempre mirando desde su ventana, me pasó un enlace donde se reproducen unos fragmentos del libro “Una breve historia de casi todo” de Bill Bryson (wikipedia en inglés porque la española para variar no está tan