Categorías
Es lo que tiene Humor en la Red

Así funciona la bolsa

Después de ver este vídeo no te quedará ninguna duda de que nos toman el pelo cuando nos venden las crisis como si las provocaramos los ciudadanos con nuestra insolvencia para pagar hipotecas, créditos, etc… y por ello deben los gobiernos ayudar a los bancos con el dinero de todos 😡

[dailymotion]http://www.dailymotion.com/video/x684wa_the-last-laugh-george-parr-subprime_fun[/dailymotion]

Categorías
Dura realidad

El que no especula es que no tiene con qué

Ayer me quedé a cuadros leyendo el artículo de ElPais.com titulado «Si lo llego a saber seguiría de alquiler«, que también sorprendentemente ha citado hoy la ministra de vivienda en una entrevista que le han hecho en la tele…

El artículo en cuestión cuenta la historia de un matrimonio ecuatoriano que compró un piso y ahora no puede pagarlo.

Así sin más datos podemos decir «probrecillos», o también «pues bienvenidos al club», etc…

Pero hay algunos datos en el artículo que me tocan los cojones y que me hacen no sentir nada de pena por ellos, y estos son los datos:

  1. El piso costó 160.000 €.
  2. Dice El País que el cabeza de familia cobra poco más de 1.100 €.
  3. ¿A quién en su sano juicio se le ocurre meterse en una hipoteca sólo con ese sueldo?.
  4. ¿A qué banco se le ha ocurrido conceder una hipoteca a alguien con esos ingresos?. Que me lo expliquen… porque conozco a muchos con un sueldo como ese que lo más cerca de comprar un piso que están es cuando sueñan por las noches.
Categorías
Dura realidad

Hasta 30.000 euros para lo que tú quieras

Leo la columna de este fin de semana de Arturo Pérez-Reverte en el XLSemanal que habla sobre un correo publicitario de un banco ofreciendo créditos «fáciles».

La verdad es que tengo que decir que este hombre es la voz de la puta conciencia colectiva, esa que todos tienen y todos callan, este cabrón con su lenguaje de corsario aunque a veces un poco pedante siempre resulta aplastante y jodidamente claro.

Y es que como dice Arturo, los bancos son unos «Hijos de puta. Hijos de la grandísima puta«.

Máquinas de amasar dinero a costa de los que no lo tienen, especialistas en sonrisas y en lenguaje cordial y molón cuando quieren que les confíes la mierda que te paga el negrero de tu jefe, cuando quieren que además compres lo que tú quieras siempre que sea algo que se puedan quedar si no pagas el préstamo. Para llegado el momento, cambiar las sonrisas por un pésame escueto y frío y frotarse las manos pensando en el próximo que picará el anzuelo.

Recomendada la lectura de «Entrámpate tío» por Arturo Pérez-Reverte en el XLSemanal.

Categorías
Dura realidad

«Ficción» de la realidad de la vivienda

[youtube QBjP9QbOtkI]
Más información y rebeldía en V de Vivienda