Engañar es fácil. O eso parece al menos. Lo parece por la cantidad de personas que usan el engaño como base para establecer relaciones. Se puede engañar a la familia, a tu jefe, a tus amigos, a esa persona que acabas de conocer. Sí, lo puedes hacer. Dependiendo del contexto te resultará más fácil o