No te rías de las desgracias ajenas

Al menos es un consejo a tener en cuenta… no te rías de las desgracias ajenas porque nunca sabes cuando puedes ser tú el que esté en el lugar del objeto de las risas.

Sirva de ejemplo este vídeo que os dejo a continuación (humor y filosofía en el mismo pack… ¿que más se puede pedir? 😛 ):

http://es.youtube.com/watch?v=BnWsL9mWaO0

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!