¿Está Google dejando de ser guay?

La respuesta a la pregunta que da título a este pequeño artículo de opinión personal, probablemente sea que .

Google ya no es la empresa guay que hacía suyo aquello de don’t be evil… Y no te lo tomes a mal querido Google, pero es mi opinión más sincera a raíz de la evolución que está tomando tu modo de actuar.

Google Don't Be Evil

Foto por Steve Rhodes

De hecho, irracionalmente me fastidia bastante este cambio de actitud de Google. Y digo irracionalmente porque he llegado a defender Google como si fuera mi propia empresa. Ya sabes, eso que hacemos los “powerusers” cuando nos sentimos plenamente identificados con alguna compañía o servicio.

Y cuando hace algunos años empezaban algunos a decir que Google sólo estaba interesado en espiarnos a todos, yo siempre pensaba que era una exageración conspiranoica de los de siempre… Sin embargo, a fecha de hoy tengo mis serias dudas.

Por ejemplo, os voy a citar algunas de las cosas que no me gustan ni un pelo de la filosofía actual de Google.

  • Youtube. Te tienes que identificar obligatoriamente con una cuenta Google. Al principio tenías un usuario aparte, después te daban la opción de seguir con el usuario o vincular una cuenta Google. Más tarde han pasado a obligarte a usar la cuenta Google. Cosa especialmente molesta si por motivos de trabajo te ves obligado a manejar varias cuentas.
  • Gmail. Constamente te preguntan tu número de móvil como excusa para hacer más segura la recuperación de la contraseña en caso de pérdida. De momento puedes decir que no (una y otra vez, sin posibilidad de indicar que no te pregunte más), pero ya veremos más adelante si no es obligatorio también…
  • Google Play. Antes podías dejar comentarios simplemente identificado con tu cuenta Google (y dejaba constancia de tu nombre), ahora es obligatorio estar en Google Plus para poder dejar un comentario para valorar una aplicación.

Estos tres simples puntos, que a simple vista pueden parecer tonterías o manías de usuario poco amigo de los cambios, tienen algo en común; la cuenta Google. Yo jamás pensé de hecho que me vería incluido en ese grupo que empieza a estar preocupado por el afán de Google en saberlo todo de ti. Pero está claro que con los cambios en la política de privacidad que hizo Google hace escasos meses utilizar una cuenta Google para todo significa vender tu historial online al diablo.

También existe una corriente de opinión bastante generalizada de que todo es una estrategia de integración para que al final todo tenga que pasar obligatoriamente por Google Plus, esa red social que casi nadie usa y que si no fuera porque Google está detrás y la está integrando a la fuerza en el resto de su ecosistema de servicios, ya estaría muerta como tantos otros servicios que no terminan de despegar.

¿Y Google que dice de esto oiga? Pues lo que dice Google es que todo esto sólo tiene una finalidad, y que esta no es otra que mejorar el servicio que te presta. A mí, sinceramente, es que no me está mejorando nada si no todo lo contrario. Cada vez me resulta más molesto usar la gama de servicios de Google, y me molesta en especial que me obliguen y que decidan por mí lo que es mejor. Si hasta no hace demasiado tiempo era un feliz usuario de los servicios de Google y los recomendaba a todo el que me preguntaba, ahora mi satisfacción con estos servicios cae en picado con cada cambio que Google hace y ya no me parecen tan dignos de recomendación.

Quizás, como decían hace muy poco en Gizmodo, Google se ha vuelto malvado. Y no sólo eso, sino que al lado de lo que Google está haciendo, empiezo a ver a Microsoft mucho menos “evil”. Al Microsoft actual me refiero, no al de hace años, porque todo sea dicho de paso, Microsoft también ha cambiado mucho su forma de actuar (en este caso para bien).

Comments

  1. By Isabel Duarte

    Reply

  2. By Marta

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!