Categories
Dura realidad

El timo de los contadores inteligentes

Estos días atrás se ha hablado mucho en la televisión de los contadores inteligentes para el consumo eléctrico, especialmente en las noticias de Antena3 TV donde los oías hablar y parecían más bien comerciales de alguna compañía eléctrica que periodistas con vocación de información.

Digo lo de que parecían más bien comerciales de una compañía eléctrica porque se limitaba a hablar de lo bonito y funcional que es el nuevo contador (que de nuevo tiene poco), como si todo fueran ventajas, sin hacer la más mínima alusión a las desventajas. Como por ejemplo que tiene un coste de alquiler más caro que el convencional o que su vida útil es inferior, o que pueden ser perjudiciales para la salud, pero también se olvidaban de algo más importante.

Contador inteligente
Contador inteligente (cuando le dejan).

Endesa tiene instalados millones de contadores inteligentes desde hace años pero los sigue utilizando como contadores convencionales. No emplea la telegestión, ni ofrece al cliente ninguna de las ventajas del contador inteligente.

Y digo Endesa porque es la empresa distribuidora que conozco, no sé si otras eléctricas están haciendo lo mismo o no, pero de Endesa lo puedo asegurar porque he vivido de primera mano la frustración de estar esperando a tener un contador inteligente para olvidarme de las facturas con datos inventados por parte de Endesa (también llamadas “estimadas”) y ver como a pesar de tener el contador inteligente en la vivienda, seguían llegando los abusos de las facturadas inventadas o “estimadas” de Endesa.

Categories
Dura realidad

Las gasolineras nos timan y el gobierno no hace nada

Es increíble la cara dura que tienen las gasolineras españolas, que cuando el petróleo sube nos trasladan inmediatamente la subida a los consumidores, pero cuando el petróleo cae en picado como viene haciendo desde el verano hasta estas fechas (que ya han pasado unos mesecitos)… se limitan a ir bajándonos el precio de la gasolina centimito a centimito.

Consguiendo así, claro está, mucho más margen para ellos. O lo que es lo mismo, actuando como auténticos ladrones de guante blanco.

¿Y el gobierno dónde coño está?, ¿qué hace para evitar que estas empresas timen al pueblo al que representan?, pues a la vista de los hechos poco o nada, pero no es porque no sepan lo que ocurre:

Categories
Dura realidad Leyendo a Otros

José Carlos Galera necesita tu ayuda

José Carlos Galera
José Carlos Galera

José Carlos Galera es un niño Zaragozano de tan sólo 6 años de edad que tiene una rara enfermedad llamada adrenoleucodistrofia. Que si no se trata a tiempo le ocasionará perdida de vista, oído, retraso mental, falta de movilidad y poco a poco entrará en estado de coma hasta morir uno o dos años después del diagnóstico.

Sus padres están buscando ayuda desesperadamente para curar a su hijo antes de que sea demasiado tarde.

Según los médicos sólo tienen un par de meses antes de que José Carlos empiece a manisfestar determinados síntomas físicos, y llegado ese momento ya no habría posibilidad de cura.

Los padres de José Carlos necesitan 700.000 € (sí sí, setecientos mil euros) para que su hijo pueda ser tratado con posibilidades de éxito en el Hospital de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos), único centro médico capaz de tratar esta rara enfermedad con garantías.

Categories
Dura realidad

Abuso sexual en la ambulancia

Ambulancia SEM (Foto: deramon.com)
Ambulancia SEM (Foto: deramon.com)

Chica de 20 años con coma etílico (vamos, borracha como una cuba), la trasladan al hospital en ambulancia.

Con ella van dos técnicos de Ambulancias Domingo (una empresa subcontratada por el Servicio de Emergencias Médicas (SEM), de Barcelona), uno de 27 y otro de 41. Que se dedican a meterle mano y hacerles fotos desnuda con sus móviles…

Y luego me dicen a mí que soy muy mal pensado o que exagero cuado soy precavido. ¡Joder si ya no te puedes fiar ni de las ambulancias! 😡

Podría ser, no obstante, que en alguna ocasión pueda pecar de precavido (soy humano y tengo derecho a equivocarme). Pero prefiero excederme en la prevención que arrepentirme de haber sido demasiado confiado. Sobre todo si el único motivo para confiar es suponerle a alguien (desconocido) una profesionalidad adjunta a su persona como si parte del ADN se tratara.