Telepizza, el secreto está en la masa…

Caja Enrollado TelepizzaEse fue el eslogan de Telepizza durante mucho tiempo “el secreto está en la masa“.

Ayer me llamó Miguel Galve para tomar algo, y mientras estábamos un terraza hablando de todos los proyectos que lleva en mente Miguel me entró antojo de cenar una pizza barbacoa del Telepizza. La verdad es que llevaba tiempo con el antojo, y como teníamos al lado un Telepizza se lo propuse y después de terminar nuestra consumiciones en la terraza fuimos para allá.

Pedimos un menú que incluía una pizza mediana (máximo cuatro ingredientes, importante, porque esto hace que no entre en la oferta ninguna de las pizzas de la carta salvo la margarita, y el ingrediente extra nos subió más de dos euros el menú 😮 ), un par de bebidas de 33cl, y un “complemento” a elegir menos el kebab y las ensaladas (o como decía Miguel, menos lo más interesante). Al final el coste de este menú para dos fue de 17,40€, por muy poco más hubiéramos comido mejor en cualquier otro sitio…

Bueno, al margen de que el departamento de marketing podría currarse un poco mejor las ofertas… lo peor de la cena vino con el enrollado yorkeso de Telepizza, que es una especie de crepé salado.

Ya de entrada no me apasiona mucho la salsa carbonara (depende como esté hecha sabe un poco como a vomito ¿no?) y mientras me lo comía intentaba acordarme de algo que había leído sobre estos inventos de Telepizza que no lograba recordar pero que sabía que no era bueno. Y en esto que, me pareció verlo… y… ¡lo vi!, un pelo en la masa del enrollado de Telepizza 😡

¡No me lo podía creer! :flipo: , así que miré más de cerca y sí… ahí estaba el pedazo de pelo incrustado en la masa :buaa:, como una imagen vale más que mil palabras, os dejo unas cuantas que valdrán más que miles de palabras (¡aviso!, si habéis comido algo os puede dar ganas de vomitar):

Cuando vi el pelo en el enrollado de Yorkeso de Telepizza sólo me dí cuenta de lo que asoma por la esquina como se ve en la primera foto, pero más tarde en casa cuando desempolvé mi vieja Nikon digital para hacer las fotos a primer plano, descubrí que el pelo era mucho más largo de lo que pensaba:

En fin… creo ya habéis visto bien el pelo de aproximadamente 10cm que encontré en un enrollado de Telepizza ¿no? :buaa:

Está claro que el pelo venía ya de fábrica, porque estos cacharros vienen prefabricados, no los hacen en el local donde los cosumes. Así que no os preocupéis, no importa a que Telepizza vayáis, ¡siempre podéis tener la suerte de que os toque el premio del pelo!.

La parte positiva (para mí y para los del Telepizza), es que sólo me dio un asco tremendo cuando lo vi y un principio de arcada… pero no llegué a vomitar, si hubiera sido hace algún tiempo fijo que echo la potada allí mismo 🙁

Hay que decir también, que al final la cena nos salió gratis. Porque aunque últimamente estoy poco reclamador (será que me hago viejo) y no tenía muchas ganas de guerra, Miguel me picó con un “¡tio ve y quejate!”, creo ocurrió eso de que todo arde si le aplicas la chispa adecuada, y entonces me empezó a hervir la sangre… 😛 la conversación con la encargada fue así:

Yo: Mira es que resulta que este enrollado tiene un pelo en la masa.

Encargada: (nada sorprendida) Oh vaya, lo siento. Si quiere le ponemos otro, de verdad que lo siento mucho, discúlpenos… (sí claro, eso quiero yo, otro enrollado con pelo pero este que sea un pelo cojonero y me lo coma sin darme cuenta no te jode).

Yo: Si eso es todo lo que me vas a decir, ve a buscar la hoja de reclamaciones de la D.G.A. (diputación general de Aragón, tiene las competencias de sanidad y consumo aquí en Zaragoza) y mientras yo voy llamando a la policía local para que venga a realizar un acta informativa de que este pelo está en la masa (es decir, que no se me ha caído a mí, sino que está incrustado en la masa).

Encargada: (muy hábilmente) Si a usted se le ocurre alguna otra forma de compensarle…

Yo: (muy hábilmente también) Pues mira podrías empezar por devolverme el importe del menú que hemos pedido.

Encargada: Sí por supuesto, no hay ningún problema.

Acto seguido interrumpió a la chica que estaba tomando nota de un pedido en la caja y procedió a devolverme el importe integro del menú y me dio una versión extendida de las disculpas, que yo acepté amablemente.

Aunque la verdad es que lo que me pedía el cuerpo era seguir la vía de la reclamación para que sanidad le pusiera las pilas a Telepizza, pero eso hubiera sido ser muy malo con la encargada que al fin y al cabo se portó bien y supo responder ante el desagradable incidente. Así que desactivé el modo “demolition man” y activé el modo “lo importante son las personas”, y desistí de reclamar.

Pero pensé… bueno, compartiré con el pueblo este incidente… 😛 (fallo muy grande por parte de la encargada de no haberme quitado el enrollado con la excusa de tirarlo a la basura).

En fin, me parece que adiós a comer en el Telepizza y otros sitios de dudosa reputación higiénica durante muuuuucho tiempo (hasta que se me olvide que pueden pasar cosas así, que seguramente se me olvidará).

Comments

  1. By Teresa

  2. By Gabriel

  3. By Minerva

  4. By Adam

  5. By Kampanita

  6. By s0yl0pe0r

  7. By Ray [ISSIMO]

  8. By miguel galve

  9. By s0yl0pe0r

  10. By Isabel

  11. By Héctor

  12. By s0yl0pe0r

  13. By Empleada de Telepizza

  14. By s0yl0pe0r

  15. By lorena

  16. By s0yl0pe0r

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!