Sin noticias de Autumn

Casualidades de la vida hoy escuchando la radio sonaba la canción There is a light that never goes out del grupo The Smiths, ya la conocía y la había oído otras veces, pero hoy no sé por qué me ha activado un resorte interior, de verdad que no tengo ni idea por qué, no recuerdo nada importante ligado a esta canción en mi memoria, pero el caso es que me ha hecho sentir una mezcla de alegría y melancolía a la vez (WTF!) y no contento con ello cuando ha terminado la canción en la radio me he ido a Youtube a buscarla para oírla de nuevo…

Escena de la película "500 días juntos"

Escena de la película “500 días juntos”

Y sí, lo confieso, la he oído no sé cuantas veces ya a lo largo del día, cuanto más la oía más contento me ponía, hasta el punto de ponerme realmente eufórico 🙂 todo eso, sin explicación aparente.

El caso es que en mi búsqueda en Youtube uno de los primeros resultados que vi fue un vídeo con imágenes de la película 500 días juntos, el título de la película como casi siempre es una traducción mediocre de alguien que juega a inventarse los títulos de las películas en español, el título original es 500 days of Summer, Summer es el nombre propio de la protagonista femenina (aunque también da juego en la película, hacia el final, la traducción literal del nombre: Verano).

Viendo esos fragmentos de la peli en el vídeo me picó la curiosidad por ver la película, y resulta que como decía, casualidades de la vida, era una de las novedades incorporadas al catálogo de Netflix hace poco, de hecho cuando vi la carátula en Google en seguida me sonó de haberla visto por Netflix.

Así que me he visto la película ya puestos…

Y me he sentido bastante identificado con el protagonista masculino, un tío que vive enamorado del amor (como un día un amigo dijo de mí), que tiene ese ideal de estar con alguien para el resto de sus días y cree en el destino, bueno, todo esto hasta que Summer le hace estrellarse con la realidad.

Para ser totalmente sincero debo decir más bien que identifico a mi yo del pasado con el protagonista, porque yo también tuve una Summer que me hizo olvidarme de mis ideales, pero al contrario que en la película, yo no me he tropezado con ninguna Autumn que me haya  hecho volver a esa versión anterior de mí, y de hecho he puesto bastante de mi parte para no tropezarme con ninguna. A estas alturas de la película de mi vida me va demasiado bien como para arriesgarme a recibir otra dosis extra de realidad. Y viendo las experiencias de la gente que tengo a mi alrededor cada día estoy más convencido de que he escogido el camino adecuado.

Lo de arriesgarse alegremente a que te vuelvan a destrozar por dentro mejor lo dejamos para los actores de cine.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *